El papel

En el interior de todas las personas 
existen dos fábricas, la del amor y la del odio y el rencor 
Yo solo espero llegar al final de mis días 
sin que nadie haya visto ni olido el humo 
de mi chimenea de mierda 

Esta es la verdad 
Simplemente fue 
Cosa del azar 

Sin saber por qué 
Buscan del ayer 
Cosas para atar 

Hartos de esperar 
Sufren en su ser 
Males sin curar 

Días sin comer 
Dosis sin tomar 
Inconsciente ella es 

Sus pupilas se hacen pequeñas 
Pues sienten las luces de otro hospital 
No respira él le aprieta su vientre 
Ella tan valiente ella siempre está “sedá” 

Y sus manos que arañan con fuerza ese pantalón 
Aún queda vida por correr 
Aún quedan sueños que vencer 
Él se muerde de rabia rompiendo su juventud 
Qué camino hay que escoger? 
Dónde me tengo que esconder? 

Es como un imán 
Marcas en la piel 
Cobre en su disfraz 

Algo muscular 
O más bien calmar 
Algo demencial 

Ella piensa que no tiene cura 
La morfina de mierda la deja “doblá” 
Él la abraza escondiendo su pena 
Su triste pena, y en su lengua hay otro Orfidal 

Y sus manos que arañan con fuerza ese pantalón 
Aun quedan días que vencer 
Borroso el sueño de estar bien 
Él reinicia esos días limpiando su corazón 
Corazón triste de entender 
No entiende nadie ese papel… 

Él se rinde, cambia de postura 
Sólo sabe su mente por lo que ha pasao, 
Vienen días llenos de amargura 
Ahora él estudia, llamadas a un “abogao” 

Y sus labios le cuentan con rabia a su corazón 
Aún queda vida por correr 
Olvida, que todo irá bien 
Ella en casa escondida pensando en lo que pasó… 
Pasos que tengo que aprender 
Por no aprender perdí el papel…