Biografía

Jose RockalcoholNací un 15 de mayo, en la ciudad de Barcelona, en el año 1977. Mis primeros tres años de vida los viví, según parece, en la ciudad Condal. Yo, la verdad, de eso poco me acuerdo. Por problemas de espacio en el piso donde vivía con mi familia nos mudamos a Rubí, ciudad obrera de la provincia, también de Barcelona. Ahí tuve mi infancia, mis primeros amigos y mis primeras travesuras también. Según me he informado, nunca tuve de pequeño ninguna debilidad especial por la música, supongo que como la de todos los niños: bailar y bailar…

Barricada Acabando la EGB de la época, y un año antes de las olimpiadas del 92, entró en mi casa una cinta de cassette de los Barricada. Recién sacaban el álbum “Por instinto”, y seguidamente y sin control, entraron también los Kortatu, los Suaves y hasta Helloween. Empezaron los problemas en casa por culpa del volumen de la radio y de mis primeras pulseras con pinchos. Con esa edad uno está lo tonto que desee… y yo lo empecé a estar muchísimo. El rocanrol entró en mi cabeza sin precedente alguno. Justo me coincidió, supongo, en la época del paso de niño a joven, y de ser un niño bueno pasé, en meses, a ser un buen cabroncete.

Jose RockalcoholTodo este cambio, claro, lo acompañó la Señora Birra y el Señor Calimocho, que pasaron a ser parte demasiado importante de mi familia. Con chupa de cuero, pelo revuelto y bambas tobilleras, empezaba ya a juntarme con la misma chusma que yo, que por supuesto, frecuentábamos los bares más radicales de la ciudad de Rubí. Tanta musiquita y tanta birra, al final, con la flipada que llevaba en mi cabeza, me senté, por fin, delante de una batería. Recién cumplidos los 16 años de edad, con ansia por vivir y con ganas de soñar, empezamos mis colegas y yo en el mundo de la música. Sin tener ni puta idea, sin nadie que me enseñara, pero todo daba igual. Sólo quería tocar y tocar, y poder ser, algún día, como los Barricada ésos, que hacía ya tres años que oía sin cesar. Konciencia2 se llamó mi primer grupo, Sacrificio su continuación, y Máscaras el nombre final de aquella ilusión de cinco chavales de Rubí.

Ramón SogasPasaron los años, mejoramos en los instrumentos, pero perdimos esa magia de adolescente, e hice un parón en mi ilusión musical. Novias de por medio, lo típico, ya se sabe. Pero no tardé en volver a las andadas. Con 22 años de edad, alguien que para mí había sido un puto ídolo, una estampa obligada en los pósters de mi habitación, me preguntó que si quería tocar con él. Ramón Sogas, nueve años como bajista de Extremoduro, un día, en el Ateneo de Rubí, me dice: “Tío, estoy buscando batera. ¿Te apuntas?”. La luz en mi vida se iluminó otra vez, y esta vez hasta con artistas de verdad a mi lado. Ramón Sogas (Sinvergüenza) y mi Guillem Olivé. Increíble experiencia con Ramón, e incalculable la cantidad de cosas que aprendí de su música: “El Rocanrol“. Esa energía interior y mil historias demasiado buenas y muy malas con las relaciones con las “niñas” y con la vida en sí, hacen que decida pasar yo a contar mi vida también. Chapurreando la guitarra (igual que ahora), y escribiendo con toda la pasión que podía salir de mi ser, decidí formar el grupo de mi vida: Rockalcohol.

El destino es un cabrón - Me fui de tiAño 2001. Los mismos Sacrificio de hacía siete años: Pájaro, Picku, Eloy y yo volvemos a dar guerra, pero esta vez de otra manera: contando yo mis historias. El señor Jose Ruiz “El Pichu” se unió a la batalla poniéndole la voz a esas melodías, que yo nunca tendré huevos a cantarlas bien afinadas. Grabamos el primer CD a finales del 2002, “Me fui de ti”. La cabeza se me cruzó, la vida pasaba y quería más. Aparecimos en Córdoba, el azar, sin pensarlo, y nos quedamos a vivir, así porque sí. Nos mudamos el Pichu y yo. El resto de la banda se quedó en Rubí. Sigo componiendo, sigo llorando por las noches, escribiendo letras y fabricando melodías silbables, y la cosa sube aún más de nivel. Juan Carlos Pastrana nos coge el compás y se une a la banda. Grabamos un segundo CD, año 2003, “El destino es un cabrón”. Rafa Virtual nos da la vida para poder llevar todas esas canciones a los escenarios. Directos y más directos, y la cosa, mi ilusión, mi vida coge fuerzas mayores. El Pichu se vuelve para Rubí. Problemas varios. Pero reemplazamos su baja con dos fichajes de bandera, el Luiso Medina y el Antuán Lamur.

Arteinsanía - Se prohíbe el canteAño 2005. El nombre del CD fue “Arteinsanía”, “El arte de hacerlo todo muy mal”. Con este CD subimos de escalón. Empezamos a dar vueltas por España haciendo directos (Mi sueño, en otro nivel sí, pero se hizo realidad: la gente que no conozco de nada canta mis canciones.) Dos años dando bandazos y creciendo como músicos y personas, y el Luiso deja Rockalcohol. Nos quedamos cuatro, y estos cuatro seguimos hacia delante, dándolo todo. Cuarto CD Rockalcohol, “Se prohíbe el cante”. Año 2008. Muchos bolos ese año. La cosa afloja en el 2009, y yo me planteo un cambio en mi vida musical. Estamos hablando de que ya no es el año 91, ni tengo espinillas en la cara, ni pulseras de pinchos en la muñeca. Tengo 33 años, una hipoteca de por vida, una relación seria con mi pareja, y un curro que es una ruina, como supongo que les pasa al resto de españoles.

Total, mil cosas en la cabeza que me absorben y me hacen pisar el freno. Mi ilusión, los que me conocen de verdad, saben que mi vida, mi rockalcohol… cuelgo la toalla. Enero de 2010, nueve años después, 4 CDs, alguna centena de bolos, digo yo. Pero yo personalmente cierro mi sesión. Seré un culo inquieto o, como se explica en la canción “Declaraciones”, quizá fui demasiado fiel a mi sueño. Tan fiel que no puedo dejar esto. No puedo dejar el rocanrol.

LetrazepamA los meses de esta decisión empecé a cavilar y a componer otra vez. Me entró el mono y decidí hacer una grabación en solitario. La primera idea de esta grabación era que “Letrazepam” fuera algo más sencillo, menos técnico, menos elaborado a la hora de grabar…. pero como todo, te lías te lías, y en vez de ocho temas grabamos diez, en vez de un sonido mas maquetero al final apostamos por calidad en el audio, muchísimas colaboraciones… etc. De todo eso salió Letrazepam, disco que dió inicio a este proyecto.

Por algo será...Aún no habiamos acabado la grabación de este CD y ya me venían otras ideas musicales, otras tantas canciones que elaborar y matizar. Unos meses para acabar melodías, tiempos, letras… y vuelta a la carga con “Por algo será…”. Un disco para mí, mucho más depurado, con mucha involucración del resto de músicos que me acompañan y con una producción creo yo más correcta.

Durante estos meses de grabación (casi cinco) surge de los propios músicos que me ayudan la idea de llevar todas estas canciones al directo. La banda con la que empezamos los ensayos fue con Jose Sierra a la batería, Sergio Gómez y Juan Sierra a las guitarras y David Sierra al bajo. Nos reclutamos en la Montiela, localidad de la campiña cordobesa a montar las canciones para el directo.

Cuando las palabras querían decir cosas...Pocos meses después por temas laborales y personales Juan Sierra decide abandonar la banda y en su lugar Rafa Gil lo reemplaza a las seis cuerdas rápidas. Aún no habíamos hecho ninguna actuación y también por motivos laborales David Sierra tiene que abandonar el grupo. Con alguna fecha cerrada ya, empezamos a dar caña con Sergio Gómez al bajo y yo a la guitarra rítmica. Varias actuaciones, buenas sensaciones y el gran Rafael Lara (Pópez) me tira los trastos para tocar el bajo con nosotros.

Jose Rockalcohol en la sala Recycle (Córdoba)Verano del 2012 y la banda se quedó definida con muy buen ambiente y mucha ilusión y trabajo. 2013, año loco en mi vida personal, hace que nazca “Cuando las palabras querían decir cosas…”, tercer disco que fue producido en su totalidad por Xavi Larios. Desde mi punto de vista con este tercer CD conseguimos dar un paso adelante en sonido y manera de representar las canciones. En 2014 mudamos el local de ensayo de la Montiela a Recycle (Córdoba).

2015, año con mucho trabajo de ensayo y directos, y ahora en el 2016 estamos preparando ya nuestro cuarto disco. Seguiremos apostando por la misma manera de entender el rocanrol y con la fe de que entendáis nuestro esfuerzo y devoción por las dichosas MELODÍAS DE LA VIDA.

Un abrazo, os esperamos en nuestros directos. Gracias.

Jose Rockalcohol